martes, 11 de agosto de 2009

El Tarot


El trabajo con el Tarot es un recurso artístico y terapéutico de gran nivel. Vilipendiado por aquellos que no lo comprenden, mal usado por multitud de charlatanes, desacreditado por el uso de los ignorantes, esta herramienta del alma debe ser recuperada y reconocida como la obra maestra de la filosofía que es.

Nadie sabe quién ni cuando se creó el Tarot. Los arcanos que lo componen son representaciones artísticas de las facetas filosóficas del espíritu del hombre, sabiduría que se pierde en la noche de las civilizaciones y la cultura humana.

Cada tirada del tarot contesta a la pregunta del iniciado, dándole una nueva información que le permite salir de los círculos cerrados del pensamiento. El tarot es un libro de autoconocimiento, una herramienta soprendentemente eficaz e increíblemente práctica.

Éliphas Lévi:

"El Tarot es una obra singular y monumental, simple y poderosa como la arquitectura de las pirámides; por tanto, perdurable como ellas; un libro que compendia todas las ciencias y cuyas infinitas combinaciones pueden resolver todos los problemas; un libro que habla haciendo pensar; inspirador y regulador de todas las concepciones posibles: acaso la obra maestra del alma humana, y sin duda una de las cosas más hermosas que nos haya legado la Antigüedad ; clavícula universal, verdadera máquina filosófica que impide que el alma se estravíe, dejándole su iniciativa y su libertad; son las matemáticas aplicadas al absoluto, la alianza de lo positivo y lo ideal, una lotería de pensamientos tan rigurosamente exactos como los números; por último, es acaso lo más simple y lo más grande que el genio humano a concebido jamás"



Alejandro Jodorowsky

El tarot no lee el futuro, no lee el pasado, no adivina ni se proyecta en el tiempo. Habla del presente real. Habla de los porqués de los problemas y propone sugerencias brillantes e impetuosas. Es un juego inocente de profundo significado que refleja el estado de conciencia de quien lo usa. El azar depende de fuerzas que se nos escapan a la comprensión, de ahí que los mensajes del Tarot parezcan mágicos.

El Tarot incluye y trasciende la numerología, la cábala, la alquimia, los arquetipos psicológicos y la religión. Es la perfecta definición de los pasos del individuo hacia la iluminación.

"El Tarot, si el lector trata de desentrañarlo con el espíritu de un buscador de tesoros, podrá despertarle las regiones más valiosas de su alma"


Estoy para Servir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario