domingo, 1 de noviembre de 2009

Comprobé


Caminando comprobé que nos vamos encontrando con el otro, lenta, misteriosa, sensualmente, porque lo que teje esta red revolucionaria es la poesía. Ella nos lleva de la mano y debajo de la luna, hasta los últimos rincones del mundo, donde nos espera el compinche, uno más, el que continúa la línea que será un círculo que abarcará el planeta.
Así tomados de la mano es como caminamos en la senda de este maravilloso camino, luces de arco iris adornaran nuestros cabellos teñidos por el sol de la mañana

En el amanecer bella poesia que teje este mar de sentimientos ajenos y no ajenos a nosotros.
Los tambores resonarán en el interior y activaran el cristal que claramente deslumbra en la cima.

Rita

No hay comentarios:

Publicar un comentario